Pokemon Go está haciendo a los consumidores salir de sus casas y les está obligando a entrar en ciertos lugares y a conectar con ciertos espacios.

Es una de las noticias del verano, uno de esos temas que dan para miles y miles de artículos: Pokemon Go, el juego de realidad aumentada de Nintendo y Niantic, está siendo un éxito masivo y todo el mundo quiere jugar a ello. Por ello, Pokemon Go está siendo el protagonista de cada vez más excéntricos titulares. Desde la mujer que dejó su trabajo para convertirse en entrenadora Pokemon a tiempo completo y vender cuentas en eBay, al ayuntamiento que incluye actividades Pokemon en las fiestas de juventud hasta los que acaban siendo detenidos por irse a perseguir pokemones a donde no deberían haber ido. Es la fiebre Pokemon y, por supuesto, las marcas están metiéndose también en la liza.

Todo el mundo está intentando usar a su favor el frenesí por el juego

Como suele ocurrir con cualquier tema candente y con cualquier elemento que se va directamente al trending topic, las marcas intentan sacar tajada a Pokemon Go. Las compañías intentan hablar de los pokemones, buscan ser parte de la conversación e intentan como sea entrar en la liza de la fiebre Pokemon.

Pokemon GO

Aunque solo McDonalds se ha convertido en un anunciante oficial, sus restaurantes se convertirán en gimnasios pokemon en los que se podrá entrenar a los personajes. La compañía lo hará con 3.000 de sus restaurantes japoneses, venderá Happy Meals temáticos y no se sabe cuánto pagará por el beneficio (aunque los responsables del juego explicaban a la prensa económica que estos anuncios ligados a ubicaciones patrocinadas se cobrarán con un coste ligado a visita). ¿Qué efecto tuvo esta noticia? Las acciones de McDonald’s se dispararon en cuanto la información tocó el mercado, como apuntan en Business Insider.

Según estadísticas, la presencia de un Pokemon puede hacer que las ventas de un restaurante suban un 75% (si entran algo tendrán que consumir). El 67% de los hombres y el 35% de las mujeres visitaría un negocio solo con la intención de cazar a un pokemon.

Todo ello tiene una poderosa explicación. Pokemon Go está haciendo a los consumidores salir de sus casas y les está obligando a entrar en ciertos lugares y a conectar con ciertos espacios. Están haciendo que los consumidores visiten tiendas, restaurantes y toda clase de espacios, haciendo que desde el retail hasta los museos pasando por las bibliotecas tengan un nuevo flujo de visitantes marcado por el juego. Y si los consumidores están ahí ya se ha logrado cumplir con al menos una parte del trabajo y ya solo hay que darles un empujoncito para que acaben comprando. Son visitantes, solo hay que convertirlos en consumidores.

Un bar de pizza en Long Island City en Nueva York afirma que sus ventas aumentaron un 75% durante el fin de semana, mediante la activación de una función de modelo de señuelo que atrae a personajes de Pokémon virtuales a la tienda.

Y por ello las tiendas se están volviendo locas para dirigir el tráfico y cazar a los cazadores de pokémones en sus cacerías por la ciudad. Ser una Pokéstop o tener un gimnasio (en unas puedes conseguir cosas que mejorar tu juego y en otra competir con otros) o tener un pokemon se ha convertido en una suerte de bendición del cielo, como explican en Business Insider, en una que las tiendas persiguen como locas.

Las tiendas están invirtiendo directamente dinero para lograrlo, como apuntan en el medio, que ha analizado lo que están haciendo los pequeños negocios británicos con respecto a la fiebre Pokemon Go. Teniendo en cuenta que a España llegaron un poco más tarde, se podría esperar que esta fiebre de aprovechamiento por parte de las tiendas llegue también un poco más tarde.

Más barato que el social media marketing

Pokemon Go

¿Cómo lo están haciendo? No solo confían en la suerte de tener un elemento pokémon en su interior sino que además están usando todos los recursos posibles para hacerlo. Por ejemplo, están invirtiendo en comprar señuelos (‘lures’ en inglés) que hacen que crezcan las cantidades de pokémones cazables o que mejoren ciertas cosas dentro del juego.

Es decir, están invirtiendo en cosas dentro del juego que podrán usar sus clientes y que son un cebo para atraer consumidores. Como le explica un responsable de una cafetería, en este caso dublinesa, a Business Insider cada día deja un señuelo a las puertas de su café y lo anuncia en redes sociales, lanzando una promoción ligada al consumo asociada. Los consumidores han aumentado de forma notable.

El gasto en la inversión no es muy elevado (el responsable de la cafetería lleva invertidos 99 dólares, el de una tienda de ropa unos 66 en una semana) y el retorno es elevado, ya que supera en resultados a las campañas en redes sociales y tiene un coste menor, o al menos así es como lo ven estos pequeños negocios que están empleando ya esta herramienta.

Al igual que la promoción de su ubicación este cerca de un gimnasio o pokeparadas puede obtener más visibilidad y tráfico de pie, si usted tiene una buena presencia en los medios sociales.

Niantic, ha habilitado una página web que contiene un formulario donde quien lo desee puede enviar direcciones para crear nuevos gimnasios o pokeparadas en Pokémon GO. Tendrás que visitar la página de soporte de Niantic y llenar un formulario para no solamente hacer tu pedido sino también adjuntar una foto.

About the author